cerrar

Contacto

HUMANO

Entonces decidí ser humano ese día.

Dejé el celular en mi bolsillo…

y comencé a observar el paisaje y a las personas que estaban a mi alrededor.